Relatos de El Vecino del Cuarto Piso

Sensualidad Visceral. Puro morbo.

La fiesta de Anna

Se quedaron solas después de la ligera pero abarrotada cena. Comieron lo justo para tener el alma dispuesta a un gintonic. Sara sirvió el segundo a Anna. Hablaban de la actualidad del país, cultural y político. A la vez Anna dejaba ver el inicio de la media adornada...

La Piscina

La amistad con Elena y Enrique había pasado a un estado de maduración. Después de haber sido invitado aquella noche a compartir una barbacoa en su jardín manteníamos un contacto fluido vía mensajes y alguna llamada. Nos habíamos añadido en diferentes redes sociales,...

El Invitado II

Después de haber sido el centro de atención, de la nalgada y las miradas entre pícaras y sonrientes, sentado más cómodo, descalzo, continué con mi cerveza y la charla en torno al sitio ideal donde viven. (lee El Invitado) Descalzo, qué sensación andar descalzo sobre...

El Invitado

Como tantos y tantos días, mientras trabajo o cómo desconexión, navego por Twitter. Conversaciones, flirteos, me gusta, imágenes, vídeos, artículos del blog (mi mano dentro de los boxers) y alguna quedada o cita. Aquel inicio de conversación cautivó mi atención que...

Piernas en la ducha

Estaba en casa sin saber qué hacer. Más bien podía hacer varias cosas. Preparar trabajo, ver una serie como la tercera parte de Twin Peaks, o los estrenos de películas que emitían en mi proveedor de televisión por cable, entre otras actividades. Deseaba algo más. Más...

La Becaria II – Conversaciones en una garita

Pasaron algunas semanas y Lucía no había dejado el trabajo de becaria. Observé en ella momentos de tensión cuando con alguna excusa bajaba a visitar a Ernesto, el responsable, a su garita, y veía las aletas de la nariz respingona de Lucía palpitar, hincharse. Mirada...

Suscríbete a mi Newsletter

Recibe directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico las últimas entradas.

Pin It on Pinterest

Share This