La Becaria

La Becaria

Como cada día, me dispuse a dirigirme a la oficina. Mi trayecto habitual, mis pasos de cada día, el transporte  público de cada trayecto, las mismas personas, en los mismos vagones peleándose por los mismos asientos. Los cruces de miradas de siempre, compartiendo...
En el profundo placer de tu cara

En el profundo placer de tu cara

No me lo esperaba. No esperaba que un día tuviera una conversación caliente con aquella chica que conocí a través de Twitter. No se me pasaba ni la mas mínima idea de tener fantasías con ella. Que mantendríamos ardientes conversaciones, de olor afrutado, fuerte como...

Pin It on Pinterest